Bautízal@ con un buen mantillón

portada mantillon martaypaula

Cuando nace un bebé, la mayoría de las madres piensan en el bautizo, en cómo lo vestirá ese día tan especial y en cómo lo celebrará con los seres más queridos. En los bautizos, los bebés siempre van vestidos con batón o mantillón de colores blancos o beigs, pero alguna vez os habéis preguntado ¿Por qué? La historia de esta prenda te encantará.

¿Por qué mantillón? 

El mantillón es una prenda con historia, la cual surgió allá por los tiempos egipcios, pero no fue hasta la Edad Media cuando se puso de moda tal y cómo se conoce hoy en día. Cuando gran parte de la humanidad se convierte al cristianismo empiezan a hacerse las ceremonias bautismales en la niñez. Hasta el Siglo XVII se sumergía a los bebés dentro del agua bautismal, lo que simbolizaba la purificación del pecado original y el nacimiento de un nuevo ser, luego,  para secarle se utilizaba un paño blanco bordado. Poco después la inmersión del bebé en el agua se perdió y fue entonces cuando surgió el mantillón. Una prenda elegante, bordada a mano y con encajes delicados imitando a las vestimentas de los niños de la Corte Real. La utilización de estos vestidos se convierte en una tradición de las familias reales europeas y posteriormente se fue extendiendo a los mayores rangos sociales. Normalmente eran conservados, pasando de generación en generación. En la actualidad, podemos ver como las casas reales siguen la costumbre y bautizan a los pequeños de la casa con los mantillones de los abuelos y los padres, conservados con mimo e ilusión durante décadas.

mantillon azul

 

El mantillón y la actualidad

Hoy en día, el mantillón es una prenda que puede usarla cualquier familia para bautizar a su recién nacido, no es necesario ser de la realeza para que nuestro nuevo miembro pueda llevar esta bonita prenda ese día tan especial. En Marta y Paula sabemos lo que os gusta esta delicada vestimenta, por eso, la confeccionamos con cariño y mimo, para que los más pequeños sean ese día los príncipes de mamá y papá.

mantillon beig

 

¿Eres de las mamas que siguen tradiciones como ésta? ¿O prefieres vestirle más informal para ese día? Sea como sea, seguro que tu hij@ ese día brillará con luz propia.