Gatear y andar ¿Qué debes tener en cuenta en esta etapa?

moda-infantil-gatear martaypaula

Llegó el momento, tu hijo ya está empezando a soltarse, es inevitable, el caos llegará a tu casa a partir de este momento, pero no te preocupes no es tanto como parece.

De gatear a caminar.

Tu hijo ha empezado a gatear por toda la casa y ya no hay quien lo pare, llega a los sitios antes que tú y sus habilidades para caminar ya están saliendo a la luz. A partir de aquí empezará a agarrarse a los muebles y se pondrá de pie con total facilidad, para pasar a desplazarse agarrado allá donde desee. Así podrá llevarse meses, yendo de aquí para allá agarrado a todo lo que encuentre por el camino. Hasta que un día, sin que lo esperes, se lanzará hacia su próximo objetivo al que la única manera de llegar será soltándose, y ahí verás los primeros pasos de tu hijo.

¿Qué hago ahora?

Es muy importante que los padres sepan qué hacer en esta etapa de tantos cambios para los peques, por eso hoy te damos algunos consejos a tener en cuenta para hacer de este cambio algo más llevadero tanto para él, como para ti.

  • Lo primero que debes tener en cuenta es que ahora está en una etapa donde debe vestir de manera muy cómoda, pero ya sabemos que no quieres que deje de estar guapísimo, por eso en Marta y Paula utilizamos tejidos de calidad y pensando en las necesidades físicas de tu hijo. Con nuestras prendas podrán andar y gatear cómodamente sin perder el estilo.
  • Cuando empiece a gatear no quieras que ande a los dos días, el gateo es muy importante para el desarrollo del bebé, hay que dejarle a su aire, sin presionarle. ¡Ya andará! Todo tiene su ritmo.
  • Si quieres que vaya aprendiendo a andar podrás estimularlo para que aprenda a hacerlo solo. Agárralo de las manitas y acompáñale. Una vez que coja confianza podrás soltarle de una mano y así hasta que el solo se sienta con la confianza absoluta para ir solito.
  • Cuidado con dejar a su alcance objetos cortantes, medicinas u objetos que puedan ser peligrosos. Ahora querrá coger todo lo que ve y no queremos tener accidentes.
  • Y sobre todo, ten paciencia, ayúdale todo lo que puedas y no te desesperes porque se ensucie, las prendas se lavan y vuelven a quedar relucientes, el desarrollo de tu hijo es más importante.