Si se manchan, que se manchen, pero que jueguen

portada buena martaypaula

Los niños, son eso, niños, por eso necesitan jugar, saltar, brincar, bailar, gritar y descubrir el mundo divirtiéndose. Las madres, cuando vestimos a nuestros hij@s, siempre sufrimos y no queremos que hagan nada divertido por miedo a que se manchen. Pero ¡no sufras! si los tejidos son de calidad déjalos jugar, no perderán el glamour y ellos se lo pasarán genial.

Jugar es importante para los niños

El juego es más importante para los niños de lo que creemos, ya que este enriquece la imaginación y la creatividad. Además, los juegos estimulan la observación, la concentración y la memoria. Por lo que ya ves que debes dejarlo divertirse por muy elegante que vaya vestido. No creas que tu hijo@ quiere saltar, brincar y gritar por fastidiarte y que tengas que lavar esa prenda tan bonita que lleva puesta, no, él quiere jugar porque necesita descubrir el entorno, divertirse y aprender. Y es que jugar, sobre todo si es con otros niños, ayuda a nuestros hijos a desarrollarse y socializarse. No andes detrás de regañándoles porque se tiran al suelo, las prendas que lleva puestas, si son de calidad, se lavarán y quedarán como nuevas, pero si el o ella no se divierte, está perdiendo oportunidades de descubrir todo lo que le rodea.

marta y paula

Prendas de calidad, descanso para mamá

Si piensas que es más importante una prenda que la diversión y el juego de tu hijo, te equivocas, debes dejarle jugar. Por eso las prendas que le pongas deben ser de calidad, que puedan lavarse con facilidad y sean duraderas. En Marta y Paula pensamos tanto en los niños y sus necesidades como en las madres y sus preocupaciones, por eso, nuestros tejidos son de calidad, perfectamente lavables y que permiten la comodidad de lo más pequeños de la casa.

vestido marta y paula

Corre, no solo dejes jugar a tu hijo, acompáñalo, diviértete con el,  la ropa ya se meterá en la lavadora para quitar esas manchas que salgan mientras estáis pasándolo genial y disfrutando. El juego y las risas son los mejores amigos de los niños y ¿por qué no? de los adultos. Sal ahí y diviértete con tu pequeño. Estarás dejando que aprenda y se desarrolle de la mejor manera posible: jugando.